Un sistema de inteligencia artificial consigue el 70% de éxitos en la predicción de terremotos – La Vanguardia

R

Natural
Afectados por el terremoto del pasado mes de septiembre en el centro de Marruecos  . 
J. Elcacho
La aplicación de la inteligencia artificial (IA) con aprovechamiento de macrodatos (big data) en el estudio, detección y aviso avanzado de movimientos sísmicos ha conseguido uno de sus primeros éxitos experimentales gracias a un algoritmo desarrollado por un equipo de expertos de Estados Unidos, China y Egipto. 
Los primeros resultados del ensayo llevado a cabo con un nuevo algoritmo de IA desarrollado en la Universidad de Texas, en Austin (Estados Unidos), en regiones con riesgo sísmico en el sudoeste de China durante siete meses indican que se pudieron predecir correctamente el 70% de los terremotos, con hasta una semana de antelación. Las conclusiones de esta investigación y su prueba experimental han sido presentadas en un artículo publicado en el Bulletin of the Seismological Society of America (5 de septiembre de 2023)
El algoritmo de IA fue preparado para detectar cambios estadísticos en datos sísmicos en tiempo real, basándose en la información acumulada en grandes bases de datos sobre terremotos anteriores, destaca la Universidad de Texas.
El resultado del ensayo fue un pronóstico semanal en el que la IA predijo con éxito 14 terremotos registrados en un radio de aproximadamente 321 km (200 millas) de donde estimó que ocurrirían y con casi exactamente la fuerza calculada. El sistema falló (es decir, no dio el aviso esperado) en la detección de un terremoto y comunicó ocho advertencias falsas.
La Universidad de Texas, a la que pertenecen tres de los once firmantes del estudio, ha destacado que «todavía no se sabe si el mismo enfoque funcionará en otros lugares, pero el esfuerzo es un hito en la investigación para el pronóstico de terremotos impulsado por IA».
Herat, en Afganistan, una de las zonas afectadas por el terremoto del 8 de octubre   . 
«Predecir terremotos es el santo grial«, dijo Sergey Fomel, profesor de la Oficina de Geología Económica de la Universidad de Texas y coautor del estudio. «Estamos lejos de poder hacer predicciones certeras en cualquier parte del mundo, pero nuestro trabajo indica que lo que hasta ahora se creía que era un problema irresoluble [la predicción de los terremotos] puede tener solución».
El ensayo completado y presentado es el resultado de una convocatoria o concurso internacional llevado a cabo en China en la que la IA desarrollada por la Universidad de Texas quedó en primer lugar entre otros 600 diseños. La iniciativa fue dirigida por el sismólogo de la oficina y desarrollador principal de IA, Yangkang Chen, de la Universidad de Texas. 
La predicción de terremotos ocupa a centenares de equipos de todo el mundo pero hasta ahora ha dado muy pocos resultados, ha recordado Alexandros Savvaidis, científico investigador principal que dirige el Programa de Red Sismológica de Texas (TexNet). Si se confirma su eficacia en otras zonas, un sistema de predicción por IA como el que ahora, «incluso sin superar el 70% de éxitos, podría ayudar a minimizar enormes pérdidas económicas y humanas, y tiene el potencial de mejorar drásticamente la preparación para terremotos en todo el mundo”, indica Savvaidis.
Los autores del nuevo estudio han explicado que su método había tenido éxito al seguir un enfoque de aprendizaje automático relativamente simple. A la IA se le dio un conjunto de características estadísticas basadas en el conocimiento del equipo sobre física de terremotos, luego se le dio acceso a una base de datos de cinco años de registros sísmicos en la zona de análisis; perfeccionando sus cálculos por autoaprendizaje. Finalmente, una vez puesto en marcha, el nuevo algoritmo de IA analiza los datos reales de cada momento y emite predicciones sobre la fecha, lugar e intensidad de los seísmos.
Los investigadores confían en que en lugares con redes de seguimiento sísmico y grandes bases de datos, como California, Italia, Japón, Grecia, Turquía y Texas, la IA podría mejorar su tasa de éxito y acotar sus predicciones a unas pocas decenas de kilómetros.
Uno de los próximos pasos es probar la IA en Texas, ya que el estado experimenta una alta tasa de terremotos de magnitud menor y algunos de magnitud moderada. 
Una de las mejoras previstas para el nuevo sistema es incorporar más parámetros y datos sobre física del subsuelo en el que se pretende predecir la aparición de terremotos. .
«Nuestro objetivo futuro es combinar la física y los métodos basados en datos para darnos algo generalizado, como chatGPT, que podamos aplicar en cualquier parte del mundo», ha indicado Yangkang Chen.
© La Vanguardia Ediciones, SLU Todos los derechos reservados.

source


Leave a comment